Materiales naturales en colchones infantiles - Cuál es el más adecuado

|
Materiales naturales en colchones infantiles: Cuál es mejor para cada problema
Los colchones infantiles también deben atender a multitud de casos, situaciones y posibles problemas. Saber elegir el más conveniente es algo importante, tanto para favorecer la etapa de crecimiento de cada niño como porque son una compra que lo acompañará durante años. La sudoración, la humedad o las alergias se combaten mejor con determinados materiales, hoy repasamos la mejor opción natural y ecológica para cada caso. Explicaremos cuál es el mejor material para:

• Dar firmeza y evitar problemas de espalda

• Combatir la sudoración y la humedad

• Tratar alergias

• Otros casos


Materiales naturales para dar firmeza y evitar problemas de espalda

Generalmente los niños necesitan un colchón firme para su correcto desarrollo óseo y cervical. Como se mueven mucho al dormir necesitan estar en una superficie que ofrezca tanto elasticidad como firmeza. Para ello lo mejor es un colchón de látex porque es la opción que evita la aparición de puntos de presión (causantes de problemas cervicales, dorsales o lumbares) con mayor eficacia, y para reforzar la estabilidad lo ideal es elegir los que incluyen una capa de fibra de coco, para dar más rigidez.


Materiales naturales para combatir la sudoración y la humedad

Los niños tienden a sudar más porque no compensan bien las fluctuaciones de calor o las altas temperaturas. Para combatir esto hay que usar materiales que absorban la humedad y ofrezcan una correcta transpiración. La lana virgen es el material natural que mejor absorbe la humedad y es el más recomendable, y en casos en los que el sudor es una constante es la opción óptima. Siempre que sea posible, hay que apostar por un colchón infantil desenfundable. En cuanto al calor, aunque se tienda a pensar que algodón es el material más cálido, no existen diferencias demostrables en el uso de uno u otro material.. 

Materiales naturales para tratar alergias

El mejor material natural para tratar y prevenir alergias es el algodón orgánico. Es un textil suave, hipoalergénico, libre de tintes y otras sustancias causantes de irritabilidad, y además se cultiva en plantaciones sostenibles sin tóxicos ni fertilizantes químicos. Se recomienda usarlo tanto en colchones como en fundas, porque estas últimas se pueden extraer y lavar para limpiarlas de cualquier alérgeno que haya podido llegar a ellas, lo que además mantiene el colchón más limpio y aislado. Se recomienda su uso especialmente de los 0 a los 2 años porque es entonces cuando se detectan muchas alergias.


Materiales naturales para otros problemas

Durante el crecimiento los niños también pueden mojar la cama o incluso mancharla de otras sustancias como el vómito. Para garantizar que el colchón alargue su vida útil (que en niños es de unos 5 años para garantizar el correcto seguimiento de su crecimiento) recomendamos usar cubrecolchones impermeables de celulosa, el material que mejor absorbe el líquido. Hay que apuntar, eso sí, que su propiedad impermeable viene dada por una fina capa sintética de poliuretano, algo a tener en cuenta en casos con posibles alergias. 

Este es un caso aislado, ya que en Ekoideas apostamos por colchones 100% naturales y evitamos añadidos sintéticos como los conocidos retardantes de llama u otros componentes químicos que, además de ser tóxicos, reducen la calidad global del colchón. 



Como podéis ver, cada material natural destaca en determinadas situaciones. Igualmente, apostar por el látex 100% natural, la fibra de coco, el algodón orgánico o la lana virgen siempre es un acierto. Para terminar, recomendamos echar un vistazo a nuestra guía para elegir un buen colchón infantil.

Comentarios del post
Nuevo comentario
Es necesario iniciar sesión para comentar