Guía de compra cunas para colecho

Saber qué es lo mejor para el bebé es algo que cualquier padre y madre quieren. En lo que a descanso se refiere, existen varios tipos de prácticas para que el niño o niña duerma junto a sus padres. Una de ellas es el colecho, un sistema innovador a la par que tradicional del cual despejaremos todas las dudas a continuación.  


Qué es el colecho

En los últimos años se ha popularizado una práctica de crianza llamada colecho -o lecho familiar- que apuesta por dormir junto al bebé. Realmente, no es más que el regreso de un método tradicional para pasar las noches, un sistema con multitud de ventajas que consiste en adosar el colchón de la criatura a nuestra cama. 

Colechos y cunas


Ventajas del colecho

Los beneficios de que el bebé esté cerca al dormir son varios y los disfrutan todas las partes. Para empezar, el pecho de la madre es capaz de regular su temperatura para calentar a su hijo (sube dos grados si pasa frío y desciende uno si está templado); es un fenómeno conocido como sincronía termal, una respuesta física a la necesidad de que madre e hijo estén cerca.

Otra parte que también se nutre del colecho es la lactancia. La toma de pecho se estimula, incrementando su frecuencia, algo que permite que los bebés duerman antes y mejor si también se produce por la noche. Es un recurso capital para quienes quieran practicar la crianza con apego y el amamantamiento a demanda (dar el pecho siempre que el bebé lo pida), un método de alimentación que favorece el desarrollo mental durante la fase ligera de sueño, hace que los niños lloren menos y reduce el riesgo de muerte súbita.

Colechos y cunas

No hay que olvidar que un bebé que llora menos y duerme más también se traduce en unos padres que no trasnochan, lo que claramente se traduce en unos días en los que no se arrastra el cansancio y se está más atento ante cualquier situación. Con el colecho todos ganan, pero hay que tener ciertas consideraciones. 


Consejos para el colecho

Para practicar el colecho debidamente hay que atender a distintos factores:

  • El bebé debe dormir boca arriba para respirar bien
  • La colcha, la manta o el edredón tienen que ser ligeros
  • Apostar por un colchón firme, nunca blando
  • No abrigar en exceso al bebé
  • El colchón* debe ser suave, transpirable y estar limpio
  • La temperatura óptima de la habitación debe ser de 22ºC

*Para más información consulta nuestra guía para elegir un buen colchón infantil.


Las cunas colecho no son lo mismo que dormir juntos

Es muy importante distinguir entre el colecho practicado mediante un colchón que se adosa a la cama de matrimonio y el colecho donde padres e hijo comparten cama. La práctica correcta es la primera. 

Hay estudios como el de la revista British Medical Journal que desaconsejan dormir con el bebé en una misma base porque se incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante. Ese contacto directo puede obstruir sus vías respiratorias, que el niño inhale los gases espirados por los adultos y que sufra calor excesivo. Fumadores, consumidores de alcohol, pacientes con medicación que causa somnolencia y personas con sobrepeso son los grupos que suponen un mayor riesgo.

cole

Como en muchos otros casos, lo importante es la concienciación. Isabel Izquierdo, coordinadora del Grupo de Trabajo para el Estudio de la Muerte Súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría, afirma que hace una década la cifra de casos de muerte súbita del lactante era cuatro veces mayor, pero se ha reducido gracias a recomendaciones como la importancia de que el bebé duerma boca arriba. 

Con el colecho ocurre lo mismo, para practicarlo debidamente es necesario que el bebé disponga de su propio colchón y que no sufra el riesgo de estar en contacto directo con los padres. Para eso, lo ideal y más seguro son las cunas convertibles en colecho, al ofrecer todas las ventajas antes mencionadas y prevenir, a la vez, cualquier riesgo. 


Hasta cuándo practicar el colecho

No existe un consenso entre expertos a la hora de ofrecer una etapa concreta para abandonar el colecho. Pediatras y psicólogos especializados como Nils Bergman (Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica) y Margot Sunderland (directora de Educación y Entrenamiento en el Centro de Salud Mental Infantil de Londres) han manifestado posturas a favor de un colecho que se prolongue hasta los 3 e incluso los 5 años, mediante estudios que afirman que reducen los ciclos de sueño interrumpidos y favorecen el crecimiento psicológico de los hijos. 

Aun así, la opinión general de los estudiosos es que no hay un momento específico para dejar de practicar el colecho. Depende de una suma de elementos que condicionan el proceso evolutivo (el final de la lactancia, la capacidad de entender y expresarse mediante el lenguaje y otros factores emocionales, sociales y culturales) y debe surgir de una decisión familiar que respete el deseo y los intereses de todos. 


Oferta ecológica en colechos y cunas

Se puede apostar por el colecho contribuyendo además a un mundo más limpio. Para ello puedes apostar por cunas colecho multifunción, convertibles también en moisés que proceden de economías sostenibles. Las tenemos fabricadas con materiales como la madera de haya y el algodón natural, originarios de entornos que previenen la desforestación.

Colechos y cunas

Con respecto a los barnices, nuestras cunas optan por productos sin disolventes ni metales pesados como las lacas con base al agua o el barniz natural, y todo cumple con las normativas de seguridad europeas. Los colchones, por último, apuestan por el látex 100% natural (sin añadidos sintéticos), la fibra de coco, la lana virgen y el algodón orgánico; todo materiales óptimos para cualquier criatura con problemas alérgicos. Puedes comprobar toda la oferta en nuestro catálogo de colchones infantiles


En Ekoideas encontrarás distintos tipos de cunas y colechos convertibles, con varios tamaños, accesorios y múltiples acabados:

- La cuna colecho SnüzPod multifunción hace las veces de cuna, colecho y moisés. En el caso de que prefieras una alternativa al lacado natural, también la puedes encontrar en blanco

- La cuna colecho Bednest ofrece una estructura más robusta en los laterales y puedes obtenerla con una bolsa de transporte como accesorio adicional.

- La cuna Eco Bressol es lo ideal en el caso de que prefieras una cuna colecho más grande. Además sus cuatro paredes son de madera, lo que permite convertirla en una cuna tradicional cuando no se utiliza como colecho o sidecar.