Colchones naturales infantiles hechos a mano

|
En la etapa de crecimiento de los niños es conveniente disponer de un equipo de descanso infantil que facilite el desarrollo del esqueleto, los tendones y del tejido muscular. Este equipo de descanso, además, debe facilitar que el niño repose en una posición fisiológica y anatómica correcta para lograr un sueño aún más equilibrado.
En la etapa de crecimiento de los niños es conveniente disponer de un colchón adecuado que permita el desarrollo del esqueleto, los tendones y del tejido muscular. Este colchón, además, debe facilitar que el niño repose en una posición fisiológica y anatómica correcta para lograr un sueño aún más equilibrado. Los colchones naturales infantiles fabricados artesanalmente son los colchones infantiles más indicados para los niños de 0 a 16 años al cumplir con luna serie de premisas necesarias para el correcto desarrollo infantil.

Los colchones infantiles naturales se fabrican con materiales libres de sustancias químicas artificiales que pueden resultar nocivas. Esto es garantía de salud y bienestar para las criaturas ya que algunos aditivos o componentes químicos de los colchones comunes pueden causar alergias o enfermedades respiratorias que con el tiempo pueden convertirse en crónicas. 

Los materiales naturales más comunes en la fabricación de colchones infantiles son los siguientes:

Látex 100% natural: alto grado de elasticidad para permitir una correcta posición ortopédica para dormir; su estructura de poro abierto permite una buena transpiración. El látex natural es hipoalergénico por definición, por lo que evita alergias y repele a los ácaros.

Fibra de coco: otorga rigidez al colchón, evita que los niños se hundan y queden por debajo de la superficie, factor muy a tener en cuenta para facilitar el endurecimiento óseo y muscular.

Algodón orgánico: es el material más utilizado para la fabricación de las fundas. Se trata de un textil suave, libre de tintes artificiales y otras sustancias químicas que puedan irritar El algodón orgánico se cultiva en tierras certificadas libres de sustancias tóxicas y de todo tipo de pesticidas e insecticidas.

Lana virgen orgánica: la lana es una fibra que se obtiene principalmente de las ovejas. Es una de las fibras más preciadas y utilizadas gracias a sus características de resistencia al uso, suavidad, calidez y absorción de humedad. Por eso, es habitual que los fabricantes la utilicen para recubrir los núcleos de los colchón.

En cualquier caso es importante fijarse en que los materiales de los que está fabricado el colchón dispongan de certificación ecológica u orgánica. Éstos sellos nos indicaran que los materiales han superado estrictos controles de calidad. Es conveniente fijarse que los sellos aparezcan en el embalaje o cosido al mismo colchón, en caso contrario debemos solicitarlos a la tienda donde lo hemos comprado o directamente al fabricante.

Los colchones infantiles naturales se fabrican con grosores que oscilan entre los 9 y los 13 centímetros. Al igual que los colchones para adultos, podemos dividirlos según su grado de firmeza. Para ver todos los modelos de nuestra tienda puedes seguir este enlace.

Y recuerda que si quieres saber más sobre los colchones naturales infantiles puedes leerte nuestra guía sobre colchones infantiles clicando aquí.

Comentarios del post
Nuevo comentario
Es necesario iniciar sesión para comentar