Elegir un mueble ecológico

Los muebles ecológicos son los que se han fabricado con materiales naturales o reciclados sin ningún tipo de tratamiento químico ni aditivo que los altere. En su proceso de fabricación dejan la menor huella de impacto ambiental. Existen muebles ecológicos que tienen un componente artesanal que les otorga un valor añadido y muebles que potencian el Comercio Justo ayudando al desarrollo de pequeños fabricantes en países pobres. 

El trabajo que realizan las empresas o artesanos que elaboran mobiliario ecológico no es solo beneficioso en términos ambientales, también lo es en términos saludables, en muchas ocasiones el mobiliario que realizan es apto para personas con alergias o que sufren rechazo a componentes químicos. En cualquier caso, los muebles ecológicos son una apuesta clara por el cuidado del Planeta y de las personas que habitamos en él.



En ekoideas hemos elaborado está guía para ayudarte a comprender mejor qué es un mueble 100% ecológico


Diseño y fabricación
Un mueble ecológico se diseña bajo una concepción ética y sostenible. Los diseñadores, artesanos o fabricantes tienen como objetivo desarrollar soluciones duraderas que se centran en el respeto al medio ambiente, la producción amigable y patrones de consumo responsables.

Para que un mueble sea íntegramente ecológico es necesario un buen estudio del proceso de producción de los materiales, el origen, la fabricación, la producción, su transporte, así como el impacto real de cada producto durante su ciclo de vida.
Hoy día el diseñador dispone de herramientas eficaces para reducir el impacto medioambiental, mediante programas de software que manejan listas de comprobación simples, matrices de impacto, de ciclos vitales, etc.

Otro tipo de productores de muebles ecológicos son los artesanos. Estos autores consiguen crear muebles singulares y bellos, que forman parte del imaginario colectivo. Los sistemas de fabricación artesanales del mobiliario popular permiten crear piezas atemporales y composiciones equilibradas capaces de proporcionar bienestar.

Una combinación de diseño y artesanía son los muebles de comercio justo en los que prima el desarrollo de las personas y el respeto al entorno. El objetivo es favorecer la solidaridad internacional mediante la compra de productos a países empobrecidos pagando precios justos que favorezcan la economía popular en dichos países.


Materiales
Un mueble ecológico puede estar fabricado de muchas maneras. Principalmente se utiliza madera, fibras vegetales, hierro, cartón, alabastro, piedra, plásticos reciclados, etc. El diseño de materiales que permitan su reutilización, su transformación, o un reciclado sin costes ecológicos adicionales; serán los que en el futuro garantizarán un buen y ecológico producto. A continuación hemos elaborado una lista de materias primas concretas que sirven para fabricar muebles ecológicos.




En cuanto a las maderas, el productor se decanta siempre por el uso de maderas sostenibles, surgidas de bosques de tala controlada que se reforestan asiduamente. Estas maderas son de origen local para minimizar el impacto del transporte y distribución. Se trata de maderas macizas y en ningún caso conglomerados.

Pino: La madera de pino se suele utilizar en la fabricación de todo tipo de muebles. Es muy apreciada por los fabricantes por su flexibilidad y resistencia. El pino macizo se suele utilizar en la fabricación de camas, estanterías, mesas, sillas, sofás, etc. 
Roble: La madera de roble es fuerte, densa, dura y duradera, de manera que puede ser bastante difícil de trabajar. La madera de robles se sigue utilizando en aquellos ambientes que sugieren tradicionalidad, durabilidad y solidez, por eso se consiguen composiciones muy rústicas.
Haya: La madera de haya es muy dura y pesada. Es una madera de textura uniforme, que permite fácilmente el barnizado y el pulido. En la actualidad, los muebles de haya son considerados muebles de calidad por lo que suelen tener un precio bastante elevado.
Hevea: El árbol del caucho. El tronco es recto y cilíndrico.  La hevea se ha convertido en la gran sustituta de las maderas exóticas en la decoración de interiores. Sus propiedades la convierten en uno de los materiales más agradecidos a la hora de trabajar, con un resultado estético muy similar al que se consigue con la teca o mindi. De este árbol también se obtiene el cuajo para producir látex natural que lo encontraremos en los rellenos de sofás convertibles, en sillas o sillones porque otorga flexibilidad y comodidad.




Con las fibras vegetales y las fibras animales sucede algo parecido. Surgen de plantaciones o ganadería ecológica y en su procesado no se utilizan productos químicos. Existen fibras vegetales que por su dureza permiten la composición de muebles. Otras fibras tienen como principal función los rellenos, acolchados y tapizados.

• Rattán: se llama rattán al junco, a la caña en sus diferentes calibres que se utiliza para la fabricación de muebles. Puede ser con piel en su color natural y pelada indicada para acabado en colores. Este material se emplea habitualmente para los muebles de jardín, pero también cuenta con uso entre los muebles de interior. Es un material utilizado en artesanía pero también por diseñadores de muebles por su belleza. La industria también ha desarrollado el rattán sintético.
• Mimbre: El mimbre es ligero pero robusto, haciéndolo una ideal y poco costosa opción para muebles que serán movidos a menudo. Es habitualmente utilizado en la realización de muebles de patio y el pórtico. Es un material utilizado en artesanía.
• Bambú: la madera de bambú tiene un aspecto muy especial, gracias a la estructura anular de los troncos: sus anillos se convierten en una especie de nudos, De manera general, tiene una dureza similar al roble, y resiste mucho mejor a la humedad que la mayoría de las maderas.
Esparto: el esparto es una planta de hoja duras y rígidas, una vez secas sirve para crear complementos como capazos, alfombras etc. Pero también pueden fabricarse sillones, sofás o tumbas. Es un material muy apreciado por los artesanos.
Algodón orgánico: Es una fibra natural que se puede usar en tapicería aunque su verdadera función es la de rellenar asientos de sofás, sillones, divanes, etc.
Lanas vírgenes: La más utilizada es la de oveja aunque también pueden encontrarse de cabra o camello. Puede encontrarse en algunos tapizados y rellenos porque absorbe la humedad y porque da sensación de calidez.
Crin de caballo: se lleva utilizando desde hace siglos como relleno de muebles. Actualmente, debido a su elevado precio, ha quedado relegado a la fabricación de muebles de lujo.
Seda: Es la única fibra que la naturaleza proporciona ya hilada, es una fibra sólida y de diámetro regular. La seda es espectacular cuando refleja la luz, consiguiendo un brillo natural muy particular, por eso se utiliza en tapizados. La seda tiene una textura suave y lisa, no resbaladiza a diferencia de otras fibras sintéticas. La seda es una de las fibras naturales más fuertes y resistentes.

El hierro forjado, por su parte, tiene un claro origen mineral. Son muy utilizados en la confección de mobiliario popular ya que se trabaja artesanalmente.
Hierro forjado: este material se trabaja a mano por lo que surge de la artesanía más auténtica. Es un material muy resistente. Podemos encontrar colgadores, soportes para lámparas, cabeceros, camas, etc. Con el hierro forjado se consiguen gran variedad de acabados como industrial, rústico, vintage, decapados, etc.

La piedra natural y el mármol son materias primas completamente naturales. En muchos casos los productores de muebles ecológicos los usan tal como surgen de las canteras o con un pequeño pulido.
Alabastro: conocido popularmente como mármol. Tradicionalmente se ha utilizado como superficie en mesas con estructura de madera o hierro. Actualmente, es también una nueva tendencia en diseño conceptual. Es aplicable en el diseño de muebles para baños, dormitorios, puertas, mesas e incluso sillas realizadas en su totalidad con alabastro.
Piedra natural: La piedra natural es un producto que se aprecia por su durabilidad, belleza y sostenibilidad. Los muebles de piedra natural ofrecen unos acabados excelentes, con líneas rectas y sencillas, en la línea del minimalismo más actual.




Los muebles fabricados con plásticos reaprovechados tienen como objetivo la reutilización directa de deshechos de plásticos, el aprovechamiento como materia prima y su conversión en nuevos productos.

Polietileno y polipropileno: materiales ultraresistentes a la intemperie que además tienen la ventaja de ser fáciles de limpiar. Ambos tienen alta resistencia al sol, los golpes, la humedad y los agentes químicos. Es una gran alternativa si lo que buscamos es un tipo de mobiliario que podamos dejar durante todo el año en la terraza o si el clima no es extremo. Son materiales 100% reciclables. 

Montaje y acabado
En la fabricación de mobiliario convencional, las fases con mayor impacto son las de montaje y acabado, ya que en ellas se utilizan sustancias tóxicas catalogadas como residuos peligrosos. Para erradicar esta problemática, el productor de muebles ecológicos ha optado por la utilización de sustancias inocuas. Las colas, pegamentos, los barnices, los tintes y los disolventes han sido sustituidos por la utilización de los mismos en base acuosa. Estas nuevas sustancias conllevan la no utilización de disolventes y, por tanto, la reducción, de forma considerable, de los residuos peligrosos derivados de éstos y la reducción de emisiones de COV’s (Compuestos Orgánicos Volátiles). 



El acabado de los muebles ecológicos se puede realizar de varias formas: cera natural de abejas, pulimentos al agua, aceites vegetales, etc. Los muebles que utilizamos a diario están en contacto directo con nuestra piel. Si están elaborados con materiales tóxicos, además pueden contaminar el aire de los habitáculos dónde se instalan y perjudicar nuestra salud, pudiendo ser la causa de muchas alergias.

En cuanto a las ceras es importante que se utilicen aquellas que no contengan fenol, nitro-benceno o destilados de petróleo. Muchos fabricantes y artesanos usan ceras naturales como la de abeja.

Por otra parte, la madera también puede tratarse con aceites. El aceite ecológico cuida y embellece la madera respetando al máximo el aspecto natural de sus vetas. La madera tratada con aceites ecológicos recupera su equilibrio natural y sus cualidades originarias de brillo, textura y color. Un ejemplo de aceite natural para muebles es el aceite de linaza.

Los barnices convencionales son sustituidos por barnices al agua. Los barnices químicos o convencionales no deja transpirar el vapor de agua de la madera que queda bloqueado precisamente en la zona de contacto. Además, son de corta vida, ya que la película que forman, es vulnerable a los rayos UV que la deteriora y la hace perder elasticidad progresivamente volviéndola frágil y quebradiza.

Los barnices ecológicos, en cambio, están fabricados por ingredientes de origen vegetal y/o mineral que no contaminan ni en su producción ni en su aplicación y que garantizan la ausencia de sustancias tóxicas. Otra ventaja de los barnices ecológicos es que son ignífugos y debido a su composición mineral no desprenden gases tóxicos en caso de incendio.

Algunos fabricantes o artesanos optan por dejar el mueble en bruto sin aplicar sustancias añadidas al mueble.

Una vez terminado el mueble se embala para su transporte. Este proceso se desarrolla de modo que el mueble ocupe el mínimo espacio posible para así optimizar su transporte. En el embalaje se utilizan materiales reciclables. Los muebles ecológicos se montan fácilmente y disponen de instrucciones claras y concisas.


¿Cómo puedo saber si se trata de un mueble ecológico?
Para identificar un mueble ecológico es importante que nos fijemos en la información que nos facilita el fabricante. Tanto las maderas como las fibras y los plásticos están clasificados y certificados en función de su sostenibilidad. Los muebles de comercio justo también llevan un distintivo que los identifica.

Para saber más sobre las certificaciones y los sellos ecológicos que determinan la idiosincracia de un producto te recomendamos que te leas la Guía de sellos ecológicos de ekoideas pinchando aquí.

Más difícil será identificar un mueble artesano, en ese caso deberemos hablar directamente con el productor ya que son muebles que no se fabrican en serie y por ello carecen a menudo del correspondiente certificado. Puede pasar que un artesano utilice materias primas certificadas, por ejemplo, que para fabricar una cama artesanal o una mesa de madera utilice madera certificada.

En ekoideas encontrarás muebles ecológicos, naturales y artesanales para cualquier estancia de tu hogar. Puedes encontrarlos accediendo a la sección de muebles ecológicos pinchando aquí.